miércoles, 5 de julio de 2017

QUIÉNES SON LOS YAZIDÍES Y POR QUÉ LOS PERSIGUEN

El yazidismo es una religión minoritaria que se remonta al año 2.000 a.C. y que tiene sus orígenes en el Zoroastrismo, es decir, se basa en las enseñanzas del profeta y reformador iraní Zoroastro. Actualmente, no hay una cifra exacta del número de miembros, pero se estima en unas 500.000 personas en Irak, además de otras 200.000 repartidas por el resto del mundo, según la Organización por los Derechos Humanos de los Yazidíes. Son una comunidad que vive mayoritariamente en la provincia de Nínive, en el norte de Irak, en las regiones de Jabal Sinyar y Shaija, siendo su epicentro la ciudad de Mosul. También hay yazidíes en algunas zonas de Irán, Turquía y Siria. Creen en los siete ángeles en cuyas manos Dios confió los asuntos del mundo. Pero, para ellos, el más importante es el conocido como Malak Tawus también llamado el Ángel Pavo Real, que tanto para cristianos como musulmanes representa al diablo, Lucifer o Satanás, por lo que también se les define como 'adoradores del diablo'.

Para los yazidíes, este ángel fue creado por Dios a partir de su propia iluminación y después creó a los otros seis. Tras ello, ordenó a los siete arcángeles que les trajera polvo de la tierra y de ahí creó a Adán. Dios les ordenó que revenciaran a Adán, algo a lo que Malak Tawus se negó, por lo que le envió al infierno. Malak Taus estuvo llorando durante 7.000 años y consiguió llenar siete jarrones con sus lágrimas, con las que consiguió apagar los fuegos del infierno. Por esta razón, para los yazidíes no existe este lugar sino que creen en la transmigración de las almas, es decir, que el alma atraviesa distintas formas humanas. Lo que ellos denominan como un 'cambio de ropa'. Los yazidíes tienen un líder espiritual, conocido como 'Baba Sheij', una figura similar a la del Papa en el mundo católico. En la actualidad, este cargo lo ostenta Jurto Hajj Ismail, que vive en el norte de Irak. Además, tiene un líder seglar, el emir o príncipe de los yazidíes, un cargo que ahora ejerce Tahseen Said, jefe del Consejo Supremo Espiritual Yazidí.

El Estado Islámico declaró un califato a finales de julio de 2014 y, desde entonces, se está dedicando a expulsar a las religiones minoritarias de la zona por considerarlos infieles, además de  amenazarlos de muerte por no convertirse al Islam. Ésto ha provocado que los yazidíes se hayan refugiado en las montañas de Sinyar, en las cuales se encontrarían entre 35.000 y 50.000 personas, según la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

0 comentarios: